Inaugura CPB Mural de la Fraternidad México-Japón, Hiroshima-COM
18
Jun.
2021

 

Inaugura CPB Mural de la Fraternidad México-Japón, Hiroshima-COM

El presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla Becerra, cortó esta mañana el listón de inauguración del Mural Conmemorativo de la Fraternidad México y Japón, Hiroshima y Comité Olímpico Mexicano que simboliza los lazos de hermandad, fraternidad y cooperación entre ambos países; a partir de hoy, un legado histórico de paz, expresado a través del deporte y el arte.

El COM y la Prefectura de Hiroshima han establecido sinergias que hacen referencia a la histórica amistad, respeto y colaboración existente entre México y Japón como naciones, evidenciando, una vez más la capacidad del deporte para reforzar lazos y estrechar relaciones.

Con miras a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, desde el año de 2018, la Prefectura de Hiroshima ha promovido entre otras acciones, el que delegaciones mexicanas de diferentes disciplinas puedan llevar a cabo como complemento de su preparación y fogueo internacional, campamentos en sus principales ciudades, facilitando así su adaptación y aclimatación al ambiente y geografía de los Juegos.

Carlos Padilla Becerra, presidente del Comité Olímpico Mexicano, destacó que los atletas han sido una gran motivación para el desarrollo de este mural porque el deporte es el mejor medio para buscar la paz. "Ha sido muy importante que después de ir superando poco a poco la pandemia que ha azotado a la humanidad, nos haya motivado a no centrarnos en lamentaciones, sino a buscar cómo perpetuar esta relación tan importante que existe entre Hiroshima y el Comité Olímpico Mexicano".

Fue a principios de 2018 cuando el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez mostró su interés por hermanar al Comité Olímpico Mexicano con la Prefectura de Hiroshima, donde se firmó el convenio correspondiente para recibir a los deportistas mexicanos, y también, un mensaje de paz, fraternidad y convivencia, necesarias para la humanidad.

A partir de ese momento, dijo, se abrieron las puertas para que 300 atletas mexicanos han acudido a campamentos de preparación, adaptación y aclimatación de cara a los Juegos Olímpico de Tokio 2020+1, y podamos contar hoy con una delegación bien estructurada y preparada, para la máxima justa deportiva. Agradezco el apoyo de los presidentes de las Federaciones Nacionales participantes. Gracias también, a los patrocinadores y empresarios japoneses radicados en Guanajuato por su contribución a la creación de este mural conmemorativo.

“Espero vernos pronto en Tokio con la celebración de los Juegos Olímpicos, se ha trabajado para ello y bajo el liderazgo de nuestro presidente Thomas Bach”, finalizó.

A su vez, Daniel Aceves Villagrán, presidente de la Asociación de Olímpicos de México y Medallistas Olímpicos, así como coordinador del evento, mencionó que la fraternidad es un sinónimo de la hermandad y la hermandad involucra la amistad. Hoy en la presentación de este mural hay un testimonio gráfico de gratitud y amistad. Gracias a Carlos Padilla Becerra por crear estos ciclos de alianzas para con México y sus deportistas.

Aseveró que no hay actividad humana que genere más vínculo que el deporte y la cultura física en sí, son muchas las muestras y la capacidad de adaptación, de cuando la pandemia del Covid-19 paralizó a muchas instituciones y muchas estructuras. Pero el Movimiento Olímpico Mexicano y la Prefectura de Hiroshima siguieron transitando para poder construir la preparación de deportistas mexicanos que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020+1.

Este muro es un mensaje visual, grafico monumental, 125 metros cuadrados que nos dicen historia, arte, cultura, deporte, de cultura física, así como de amistad y de fraternidad. Un mensaje que nos dicen como dos pueblos como el japonés y el mexicano pueden transitar libremente y que “Vamos con los Juegos Olímpicos de 2020+1, incluidos los Juegos Paralímpicos”. 

Padilla Becerra estuvo acompañado por Mario García de la Torre, Secretario General del COM y Jefe de Misión para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020+1, por los señores Chiharu Mizutani y Takuji Iwashita anterior y actual presidente de Mazda, respectivamente, Víctor Hirata, presidente de la Asociación de Hiroshima en México, Daniel Aceves Villagrán, presidente de la Asociación de Olímpicos Mexicanos y de la Asociación de Medallistas Olímpicos Mexicanos, y los diseñadores y muralistas de la obra, Adry del Rocío García Hernández y Carlos Alberto García Hernández, así como Minoru Alejandro Gutiérrez, traductor intérprete. 

El Mural, está ubicado en una ala del estacionamiento principal del CDOM, mide 25 metros de largo por 5 metros de alto. Al lado izquierdo se puede apreciar monumentos históricos de México e Hiroshima como el Domo de la Bomba Atómica, mejor conocido como el Monumento a la Paz, el Monumento a la Revolución Mexicana, el Monumento al “Pipila” y el Castillo de Hiroshima. En la parte inferior, la representación de flores y aves tales como la Paloma de la Paz y la flor Dalia, ambos representativos de nuestro país. En el centro, las figuras de varios atletas de diversas disciplinas deportivas. A la derecha está la Pirámide de Chichen Itza, el Monumento a las Bellas Artes y un Portón sintoísta de Miyajima, que representa el culto a la naturaleza, así como también, aves como Orizuru, llamada grulla de Oregami y que simboliza la Paz y flores como el sakura (flor de cerezos), muy significativa en Japón.

Los autores, Adri del Rocio García Hernández y Carlos Alberto García Hernández, son oriundos de Guadalajara, Jalisco, cuentan con 90 exhibiciones  colectivas y 51 individuales en diversas ciudades de México y en el mundo. Con más de 61 reconocimientos, entre premios nacionales e internacionales, entre ellos uno por la Organización de Naciones Unidas. Y a través de 30 años de trayectoria artística, han realizado más de 70 obras 3D en Gis, y más de 20 murales de gran escala en todo el mundo.

Finalmente, los atletas clasificados a los Juegos Olímpicos en la prueba de maratón, Daniela Torres Huerta, Úrsula Patricia Sánchez García, Juan Joel Pacheco Orozco, José Luis Santana Marín y Jesús Arturo Esparza Pérez, fueron los primeros en tomarse la fotografía del recuerdo en el Muro Conmemorativo.